9/8/16

Colectivo Detroit: Instrucciones para pintarse los labios de rojo

Lo primero es conseguir una barra de labios roja así que vete a tu tienda de cosméticos favorita y ve directa a la sección de los pintalabios. Cuando llegues, prueba en tu mano todos los que te llamen la atención, el color no es el mismo en todas las pieles, y quédate con el que más te guste, cuanto más rojo sea mejor. Lo sé, ahora tienes la mano manchada de un montón de tonos pero que no te dé vergüenza.

Ahora es importante que te hagas con un espejo, no hace falta que sea grande, lo justo para verte los labios. Si tienes la necesidad inmediata de usar esa barra que te has comprado, ve al primer bar que veas y usa su baño para pintárte los labios. 

No tengas miedo de salirte de los labios. Píntalos con gusto, con alegría. Píntalos, sobre todo, sin ningún tipo de complejo. Da igual que si tienes los dientes blancos como un azulejo brillante y blanco, o algo amarillentos. No importa. Lo único que importa es que te sientas a gusto contigo misma y con tus labios rojos, tan rojos como los de los años cincuenta.


Marietta Gargatagli dice que no hay que tener pudor si queremos intentar imitar a los grandes. De hecho, lo recomienda como ejercicio literario. Para aprender a escribir, se puede empezar imitando. Acto seguido nos decía: "ahora escriban como Borges". 

Muy lejos de conseguir los objetivos de la "Garga" como la llamamos con cariño, el ejercicio de hoy consistía en proporcionar a nuestros lectores una serie de instrucciones, un poco como las inolvidables instrucciones de los Cronopios de Cortázar. Instrucciones o manual de uso de un objeto, de una persona, de un sentimiento, instrucciones para llevar a cabo acciones más o menos cotidianas, para hacer bien, o para hacer mal. 
Otros:


No dudéis en comentar y difundir el reto de esta semana, pero, sobre todo, atreveos a participar. Instrucciones para participar: 

1. Leer el "enunciado" del ejercicio. 
2. Interpretar el "enunciado" del ejercicio libremente. 
3. Escribir lo que te sugiera. 
4. Publícalo en tu espacio. 
5. Cuéntanoslo para que podamos enlazarte tanto en los comentarios como por las redes sociales.
6. No olvides que ya eres parte de #Detroit y vuelve a visitarnos el próximo martes.

3 comentarios:

  1. Me encanta ver este ejercicio semanas después de publicado :) :) Ay, los labios rojos me daban un poco de cosa al principio. Y ahora les estoy cogiendo un gusto... ¡Gracias por unirte! Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Como Jen, a mí también me costó acostumbrarme a mi cara con esos labios color "sangre" (intertextualidad del ejercicio de esta semana). Gracias por las instrucciones. Y siempre tiendo a los colores más morados no sé por qué. No encuentro el rojo perfecto. Sigue con nosotras.

    ResponderEliminar
  3. A mí también me han sugerido los labios rojos, labios "de sangre". Personalmente, no creo que me siente bien ese color, que tampoco es de mis favoritos. Prefiero cualquier gloss o un rosa intenso. Sin embargo, me encanta verlo en otras personas.

    ResponderEliminar